Lo importante es tener salud

Lo importante es tener salud

Carmen JavaloyesLa lotería de Navidad es un juego de azar. Es un juego totalmente pasivo. Apuestas dinero a un número. Esperas hasta el día 22/12. Y compruebas si tu número ha sido agraciado. Pero solo toca a unas pocas personas. Y la frase que más se escucha en España todos los 22 de diciembre es “Lo importante es tener salud”.

¿En serio? ¿De verdad qué piensas eso?

¿Piensas eso durante los 364 días restantes?

Sí, efectivamente.

Es un pequeño tirón de orejas. Con cariño, pero un tirón de orejas.

¿Y qué haces para tener buena salud?

Porque tener una buena salud y mantenerla durante toda tu vida implica, en primer lugar, un conocimiento de: 

  • los factores que pueden dañar tu organismo
  • los factores que son beneficiosos para la salud 

Todos nacemos con un capital en salud, sin tener en cuenta enfermedades genéticas, congénitas o accidentes. Y es nuestra responsabilidad cuidarlo.

El papel de la farmacia en la salud

Por eso, desde la farmacia, es fundamental la información y la educación, e incluso la corrección a través del consejo farmacéutico.

La farmacia es un establecimiento sanitario y por ello tiene conocimiento suficiente para abordar la prevención en mayúsculas. Ya que la clave para mantener una buena salud es la prevención.

¿Qué ocurre entonces? Aquí entra en juego, en segundo lugar, un atributo muy humano: la voluntad.

La voluntad de la farmacia de comunicar ese mensaje en torno al cuidado de la salud y prevención de la enfermedad.

Y la voluntad de la persona que está al otro lado del mostrador. La voluntad de escuchar, reflexionar y corregir malos hábitos o incorporar algún cambio en el estilo de vida.

Por eso, el arte de la comunicación verbal en la farmacia es crucial para entablar esa conversación oportuna en cada dispensación y venta.

Tienes que preguntar para saber cómo puedes abordar el tema. Ya que esta sociedad digitalizada está sobreinformada. Y este exceso de información a la que están expuestas las personas puede ser de buena calidad pero también de dudosa calidad.

En ocasiones puede ser contradictoria porque provienen de varias fuentes. Unas más serias que otras. Y varias informaciones de un mismo tema pueden entrar en conflicto, por lo que esa persona en concreto se encuentra perdida en cuanto a tomar una decisión acertada.

En este punto, la farmacia tiene mucho trabajo que hacer.

¿Qué hacer desde la farmacia?

Es indiscutible invertir dinero y tiempo en la formación y actualización de todo el equipo. Sin olvidar trabajar la voluntad, la motivación y la constancia en la comunicación de esos mensajes.

El cliente que recibe el mensaje tiene que pasar a la acción para poner en práctica esos consejos farmacéuticos que reciben de forma gratuita pero no por ello carecen de valor.

¿Qué consejos escuchan tus clientes?

  • alimentación basada en la dieta mediterránea
  • suficientes horas de sueño y de calidad
  • tiempo libre para relacionarse
  • ejercicio físico diario
  • gestión emocional

Estos son 5 pilares básicos para conseguir ese equilibrio entre todos los sistemas que componen el organismo. Y si fuera necesario se pueden proponer la toma de complementos alimenticios.

En este punto es donde la frase: “Lo importante es tener salud” cobra un sentido diferente. Porque tener buena salud supone una actitud activa y no pasiva.

Porque la salud no es un juego de azar. No es una lotería. No tienes que esperar. No se celebra sorteo alguno. Tú tienes que actuar para conservarla. Pero solo si quieres añadir calidad de vida a los años que te quedan, claro.