¿Qué es la receta electrónica?

¿Qué es la receta electrónica?

La receta médica electrónica es una modalidad del documento legal por el cual los médicos prescriben la medicación al paciente para su dispensación por parte del farmacéutico. Podemos explicar que es un gran avance en la emisión y gestión de prescripciones médicas.

Este sistema digitalizado, integrado en el sistema de salud de España (RESNS – Receta electrónica del Sistema Nacional de Salud), ha simplificado y agilizado el proceso médico, ofreciendo a pacientes y profesionales sanitarios una herramienta eficiente y segura. 

A través de este artículo, daremos respuesta a las preguntas más comunes sobre el funcionamiento de la receta electrónica, su alcance y aplicabilidad en el contexto nacional.

¿Qué tipos de recetas de medicamentos existen en España? Receta pública, privada y concertada

En primer lugar, antes de centrarnos en la receta electrónica, es necesario entender las diferencias entre la receta pública, privada y concertada

  • Receta pública: es aquella emitida por un médico del sistema público de salud, como los centros de salud u hospitales públicos. Se emplea para recetar tratamientos, ya sean financiados o no. Al retirar el medicamento en la farmacia, el paciente paga el 100% del Precio de Venta al Público (PVP) si no está cubierto por el sistema público. Sin embargo, si está financiado, el paciente no asume el costo total del tratamiento.
  • Receta privada: emitida por médicos en consultas privadas o de la sanidad privada. Los medicamentos prescritos con esta receta no están financiados por la Seguridad Social, por lo que el paciente debe asumir su coste total o reclamar posteriormente su reembolso a su aseguradora según la modalidad de seguro que tenga contratada. Son comunes para tratamientos o medicamentos que no están cubiertos por la Seguridad Social o para aquellos que tienen variantes más costosas o de marcas específicas.
  • Receta concertada (mutualista): aplicada a los mutualistas que eligen entidades sanitarias adscritas al Concierto de Asistencia Sanitaria Nacional (MUFACE o ISFAS, entre otros). Su implementación requiere acuerdos específicos entre la mutua y las entidades, siguiendo los términos y condiciones establecidos en dichos convenios. El razonamiento es igual que en el caso de las recetas públicas. Así, el médico puede usar este modelo de receta para prescribir cualquier medicamento, pero solo deberá pagar la parte correspondiente en el caso de que el producto entre dentro del acuerdo de financiación.

Estas diferencias fundamentales entre las tres modalidades de recetas en España determinan su cobertura, financiación y la forma en que se gestionan dentro del sistema de salud, proporcionando opciones y niveles de cobertura variables dependiendo de la elección de asistencia sanitaria realizada por los pacientes.

¿Qué beneficios tiene la receta electrónica para el farmacéutico?

Para el farmacéutico ha supuesto bastantes mejoras, no solo a nivel asistencial (al disminuir errores en la medicación como, por ejemplo, los debidos a la ilegibilidad o mejorar la adherencia, entre otras, como vimos anteriormente), sino también a nivel administrativo. 

Además, esta facilita bastante el proceso de facturación de las recetas para que la Consejería proceda al abono de las cantidades que la farmacia ha “fiado” a los pacientes para que le sean abonadas (las farmacias fían a la Consejería el importe que el ciudadano no paga en el acto de la dispensación, para que al mes siguiente la Consejería le pague esa aportación), aunque en este punto debemos hacernos eco de una de las quejas más antiguas de los farmacéuticos para poder obtener este abono, como es tener que seguir recortando los cupones precinto.

¿Cómo funciona la receta electrónica en España?

La receta electrónica en España simplifica la interacción entre médicos y farmacias al registrar todas las prescripciones en una plataforma centralizada. Este sistema innovador, como hemos dicho, agiliza los procesos al permitir que las farmacias accedan instantáneamente a las prescripciones, garantizando una atención óptima para los pacientes.

Cuando un paciente visita al médico, en lugar de recibir una receta en papel para que se le dispense posteriormente la medicación, solo necesita presentar su tarjeta sanitaria en la farmacia, ya sea la tarjeta como tal o,mediante su app, su código bidi. Con esta, el farmacéutico tiene acceso directo a la medicación necesaria.

Además, para tratamientos continuos o medicamentos recurrentes, como las pastillas para la alergia o los anticonceptivos, el sistema se actualiza automáticamente. Esto significa que el paciente puede recoger su medicación directamente en la farmacia sin tener que volver al centro médico (agilizando la atención primaria), ya que la información sobre sus necesidades de tratamiento está siempre actualizada y disponible electrónicamente. 

¿Funciona la receta electrónica con los seguros privados o solo con la salud pública?

La receta electrónica en España, principalmente opera en el ámbito de la sanidad pública, pero a veces se extiende para ser utilizada en algunos seguros privados, dependiendo de los acuerdos y regulaciones establecidos. Por otro lado, las recetas privadas tienen una plataforma electrónica específica.

Un ejemplo es MUFACE, donde la receta electrónica se integra con los servicios de salud pública. Esto facilita a los mutualistas el acceso a sus medicamentos a través de una plataforma centralizada y un sistema interoperable entre distintas regiones del país.

Es importante destacar que en ciertos seguros privados se ofrece una opción de receta electrónica privada, especialmente dentro de los servicios de telemedicina. Sin embargo, esta modalidad puede requerir que el paciente cubra el costo total del medicamento, ya que no está respaldada por el Sistema Nacional de Salud (SNS).

En cambio, en el ámbito de MUFACE, ya sea en su vertiente pública o concertada, la receta electrónica permite que el paciente se beneficie de la financiación correspondiente y pague el porcentaje habitual de los medicamentos recetados. asegurando un acceso más económico a los tratamientos médicos necesarios para los mutualistas.

¿Se pueden dispensar en una farmacia de una comunidad autónoma los productos prescritos en receta electrónica en otra comunidad autónoma?

La dispensación entre comunidades autónomas puede variar, pero la mayoría de las veces es posible, siempre que estén certificadas para interoperabilidad. Pero pueden existir particularidades o limitaciones en ciertos casos. 

Estas limitaciones consisten, por ejemplo, en que en algunos casos algunas comunidades autónomas presentan ciertas bonificaciones complementarias a las de otras comunidades y pueden financiar algunos tipos de tratamientos que en otras tienen requisitos adicionales, pero, en general, se puede dar por asumida la interoperabilidad entre comunidades autónomas.

¿Qué es necesario presentar en una oficina de farmacia para recoger un producto farmacéutico prescrito en otra comunidad autónoma?

Se suele requerir solo la tarjeta sanitaria individual o documentos que identifiquen al paciente.

¿Qué ocurre si no se puede presentar la tarjeta sanitaria individual en la oficina de farmacia (olvido, extravío, etc.)?

En casos de falta de la tarjeta sanitaria, la farmacia puede requerir otros documentos o información para verificar la identidad del paciente, aunque esto varía según las regulaciones locales.

¿Es necesario presentar en la oficina de farmacia la hoja de medicación activa e información al paciente?

En el contexto nacional, la información detallada sobre la medicación activa generalmente está disponible para el farmacéutico digitalmente simplemente con presentar la tarjeta sanitaria.

¿Qué sucede si en la oficina de farmacia hay un problema técnico que impide la dispensación?

En casos de incidencias técnicas, la farmacia dispone de soluciones alternativas para verificar las prescripciones de la receta electrónica mediante una serie de repositorios de medicación por paciente que, una vez restablecido el sistema  debe firmar. En caso de caída total del sistema puede pedir al paciente que regrese cuando se haya resuelto la situación, pero esta situación es relativamente infrecuente.

Cuando se retira la medicación en otra comunidad autónoma, ¿quedará constancia de dicho acto en la comunidad autónoma donde se realizó la prescripción?

Sí, se registra la dispensación en la comunidad autónoma de origen, garantizando el seguimiento integral del historial médico del paciente. No obstante, sí puede haber limitaciones al usar interoperabilidad en cuanto al acceso de las farmacias al historial de medicaciones que el paciente ha usado o que va a poder usar en el futuro.

¿La receta electrónica me asegura conseguir el medicamento en mi farmacia?

La receta electrónica no garantiza automáticamente que obtengas el medicamento en tu farmacia. Aunque la tecnología ayuda a agilizar el proceso, existen ciertas limitaciones. Por ejemplo, el hecho de que un medicamento esté recetado electrónicamente no asegura su disponibilidad inmediata.

Además, la legislación y normativas en España establecen restricciones sobre quién puede recetar medicamentos. Los farmacéuticos no pueden modificar o reescribir una receta médica emitida por el médico, lo que ralentiza el sistema al obligar al paciente a volver al centro de salud para que le cambien la medicación. 

Otro punto a considerar es que algunos medicamentos pueden no tener sustitutos directos disponibles en la farmacia, lo que podría afectar la disponibilidad inmediata del medicamento prescrito. 

¿Qué hacer si no disponen de la medicación ?

Si necesitas adquirir un medicamento y no lo encuentras disponible, tienes la opción de preguntar en tu farmacia de confianza sobre la disponibilidad de LUDA. Este innovador software permite a los farmacéuticos localizar la farmacia más cercana donde el medicamento prescrito esté disponible. Con esto, te evitas la molestia de tener que visitar múltiples farmacias en búsqueda del medicamento que necesitas.

Es esencial destacar que esta solución está disponible en más de 3.500 farmacias en toda España y ha sido de gran beneficio para más de 240.000 pacientes al facilitarles la localización de medicamentos que pueden estar escasos en el mercado.

Si tu farmacéutico aún no está familiarizado con LUDA, sería positivo sugerirle esta herramienta y brindarle información sobre este proyecto. Al unirse a la Red Digital de Farmacias, no solo estará mejorando su servicio, sino que también estará brindando un valioso apoyo a todos sus pacientes, incluyéndote a ti, al ayudarles a encontrar los medicamentos de forma rápida y sin coste adicional.

En resumen, la receta electrónica ha simplificado y mejorado el acceso a los tratamientos médicos, pero es importante entender sus alcances y limitaciones, así como el papel de herramientas adicionales para asegurar el acceso a los medicamentos recetados.