5 cosas que pueden estar fallando en mi farmacia

5 cosas que pueden estar fallando en mi farmacia

Carmen JavaloyesSeas de la generación que seas terminaste la carrera de farmacia con ciertas carencias en cuanto a:

  • La venta.
  • La comunicación.
  • El trabajo en equipo.
  • La gestión empresarial.
  • La presencia en el mundo online.

La principal razón es porque estas áreas temáticas no estaban dentro del plan de estudios. 

Dicho esto, me gustaría recalcar algunos aspectos sobre estas 5 áreas:

La venta en la farmacia

En la carrera nadie te enseñó a vender. Ni asignaturas, ni profesores hablaban sobre ese tema. Aunque también es cierto que no te interesaba en absoluto. 

Pero la realidad es que en la farmacia se vende. Y te pasas el día vendiendo. No obstante, el objetivo común que hay en cada venta es el de ayudar y aliviar en la medida de lo posible el problema que tenga la persona. Ya sea un dolor intenso de cabeza como una preocupación por retardar la aparición de arrugas en el cutis. O incluso, algo que pueda complementar al tratamiento farmacológico prescrito por el médico.

La comunicación en la farmacia

Tampoco te enseñaron a comunicarte. Esta habilidad tiene muchísimo poder, pero no te ocupaste en desarrollarla durante los años de estudiante. Es ahora cuando compruebas, día tras día, que una de las patas fundamentales de las relaciones personales y profesionales es la comunicación. Y es que en tu farmacia, te comunicas:

  • Con los laboratorios, proveedores y hasta con organismos oficiales.
  • Con tus clientes, y
  • Con tu equipo.

El trabajo en equipo dentro de tu farmacia

En las prácticas de laboratorio pudiste atisbar un poco lo de trabajar en equipo, pero en la farmacia es distinto. Tanto si eres titular como si no, convives con tus compañeros de trabajo durante tu jornada laboral.

Cada persona tiene su personalidad, sus manías, sus virtudes. Y el espacio en la rebotica suele ser pequeño.

Aparte, hay muchas tareas internas que hacer. Y el trabajo de dentro es muy importante para que fuera todo funcione de forma correcta. Todo el equipo tiene que saber hacerlo todo aunque cada uno tenga asignadas determinadas tareas.

Que haya un ambiente amigable y respetuoso es crucial para estar a gusto, dar buena imagen y trabajar con eficacia. Porque todo ello se transmite en el mostrador, ya sea de forma inconsciente o no.

La gestión empresarial de tu farmacia

Imagino que estarás de acuerdo conmigo si te digo que la farmacia no es exclusivamente un establecimiento sanitario. También es una empresa, y por tanto hay unos gastos y unos beneficios. Tienes que pagar los sueldos, el alquiler o hipoteca del local, los pedidos al laboratorio y al proveedor más los gastos básicos etc. 

Por otra parte, tienes que ocuparte de que los beneficios sean suficientes como para sacar rentabilidad a esa parte de negocio que es la farmacia. Y esto de gestionar una oficina de farmacia tampoco estaba dentro de tus planes. Aunque tus antecesores tuvieran una, en aquella época te parecía algo poco relevante porque siempre le has dado más importancia al aspecto sanitario. 

Aparte de esa creencia sobre que tener una farmacia te aseguraba un futuro boyante. La realidad en pleno siglo XXI te ha llevado a pensar que esa afirmación no es del todo cierta.

La presencia de tu farmacia en el mundo online

Las últimas generaciones han nacido y se han desarrollado con internet por lo que no necesitan adaptarse al mundo online. Pero los que no nacimos en la era digital hemos tenido que adaptarnos poco a poco. 

Aprender a manejar los programas informáticos para la gestión de la receta electrónica, pedidos y demás aspectos importantes en la gestión interna de la farmacia fue un primer paso para abordar las nuevas tecnologías.

En cuanto a la presencia online, la farmacia ya la tenía antes del confinamiento, pero cogió mucha fuerza a partir de ese 2020 en las redes sociales, sobre todo en Instagram. 

La oportunidad de estar presente en el mundo online puede ser muy rentable si se inserta una buena estrategia de marketing digital.

La amenaza existe por parte de las grandes plataformas de venta online y las tiendas online de parafarmacia. Pero hay herramientas digitales con las que puedes hacer frente a esas amenazas. 

Quizá tu no lo veas como carencias, no lo sé. Pero la realidad es que hay muchas farmacias que cojean y mucho en cualquiera o en todos los aspectos que he abordado. 

Desde luego todo esto son unas pinceladas desde mi perspectiva y experiencia. No pretendo ser arrogante ni poseer la verdad absoluta.

En mi opinión hay 2 actitudes de los titulares de farmacia frente a estas carencias:

  • La ceguera que lleva a “yo no necesito a nada ni a nadie porque así es como se ha hecho toda la vida”. “esto es lo que hay”
  • El reconocimiento que estas carencias se pueden subsanar con ayuda de otros profesionales.

Un momento de reflexión ¿Qué debes preguntarte?

¿Y cuál es mi objetivo?

Que te pares, reflexiones y te preguntes:

  • ¿Existe en mi farmacia alguna de estas carencias?
  • ¿En mi farmacia va todo lo bien que debería ir?
  • ¿Qué quiero mejorar en mi farmacia?
  • ¿Tengo que buscar ayuda externa?
  • etcétera

Ahora te toca a ti. Te he pasado el balón. Solo tú puedes decidir si te lo quedas o si lo lanzas a la persona adecuada.