¿Qué es la nutricosmética y cómo puede ayudarte?

¿Qué es la nutricosmética y cómo puede ayudarte?

El término nutricosmética es en la actualidad una palabra en auge. Forma parte de un mercado que no para de crecer, se espera que este alcance los 13.400 millones de dólares en 2030.

Pero ¿es realmente efectiva la nutricosmética?, ¿todo lo que nos dicen es cierto?, ¿qué puedo llegar a conseguir con la nutricosmética?, ¿cómo puedo elegir el producto más adecuado para mi paciente?, ¿cómo puedo recomendar nutricosmética?

Poco a poco a lo largo de este artículo resolveremos todas las dudas que vayan a ir surgiendo al desglosar este término.

¿Qué es la nutricosmética?

Actualmente no existe una definición clara de nutricosmética, yo la definiría como la unión del cuidado personal con complementos nutricionales específicos para el cuidado de la piel, cabello y uñas. Es decir, vamos a cuidarnos desde el interior.

De esta manera existen numerosos ingredientes que van a proporcionarnos beneficios a nivel de la piel. Por ejemplo, quien nos dice que un producto cuya formulación contiene ácido hialurónico y colágeno hidrolizado, no nos va a ayudar a combatir las arrugas prematuras. Y si a este producto le añadimos antioxidantes, ¿es posible que nos proteja de los radicales libres? Pues la respuesta es sí. 

¿Qué vamos a conseguir con la nutricosmética?

Con la nutricosmética podemos abordar numerosos ámbitos o preocupaciones, que van desde la disminución de las arrugas prematuras hasta lograr una mayor defensa frente a las radiaciones solares. Vamos a ir abordándolas poco a poco: 

Disminución de arrugas prematuras y líneas de expresión

Actualmente en el mercado nos encontramos con formulaciones que contienen ácido hialurónico, colágeno hidrolizado e incluso antioxidantes.

Existen numerosos estudios en los cuales se ha demostrado que se logra una mejora significativa en la textura y en las propiedades de la piel en los sujetos que consumieron este tipo de suplementación, en este caso colágeno hidrolizado con antioxidantes. 

Los resultados se obtienen de biopsias en la piel, y se observa mejora en la estructura de la dermis y en la estratificación de las capas epidérmicas. 

Dentro de este apartado es importante mencionar las propiedades de la vitamina C, se trata de un antioxidante que estimula la producción de colágeno. En la piel actúa como cofactor en la hidroxilación de la lisina y la prolina, dos aminoácidos que forman las fibras de colágeno.

Refuerzo frente a la exposición solar

Aquí volvemos a mencionar a la vitamina C, ya que se ha demostrado que tiene un efecto fotoprotector cuando se administra vía oral durante 3 meses, ya que reduce la formación de dímeros de timina en el ADN de las células de la piel. 

También podemos encontrar formulaciones con betacarotenos, estos se utilizan para potenciar de forma natural el bronceado. 

No nos podemos olvidar de la coenzima Q10, la niacinamida y la vitamina E. Estas moléculas tienen una potente acción antioxidante, y son capaces de revertir los radicales libres.

Aunque parezca extraño, el zinc y el cobre también pueden estar presentes en este tipo de formulaciones, ya que se ha demostrado que mejoran la protección antioxidante, porque desempeñan papeles importantes en la activación y regulación de muchas enzimas, entre ellas la superóxido dismutasa.

Durante la exposición solar, nuestros niveles de antioxidantes disminuyen, y gracias a la nutricosmética podemos reforzarlos. Además, podemos evitar signos solares como son las manchas, y nos protege de la aparición de alergias solares y rojeces.

Es importante destacar que este tipo de nutricosmética es un refuerzo, no es equivalente al uso de fotoprotección. 

Fortalecimiento del cabello y las uñas.

La suplementación oral de zinc y cobre contribuyen a la piel, cabello y uñas. También destacamos en este apartado a la biotina, los polifenoles y las vitaminas A, D, E y K.

Aporte elasticidad a la piel

El colágeno hidrolizado es capaz de reducir la elastosis solar, y mejorar la organización de las fibras de colágeno.

También se ha demostrado que el consumo de alimentos ricos en vitamina C se correlaciona con una reducción de la elastosis dérmica.

Tratamiento de las venas varicosas

En este caso mencionamos el extracto de vid roja. Este es capaz de mejorar los problemas de circulación, aliviar las piernas cansadas y reducir la aparición de varices.

En la actualidad existen estudios clínicos que han demostrado que el consumo de hojas de vid roja, durante un periodo prolongado en pacientes con insuficiencia venosa crónica de grado leve o moderado, reduce la formación de edema en la región inferior de las piernas. 

Además, paralelamente se observa una mejora significativa en los síntomas asociados a la insuficiencia venosa crónica.

Anticelulíticos

Trabajando desde el interior podemos mejorar el aspecto de la celulitis. Todo ello es posible gracias a ingredientes como la L-Carnitina, que se encarga del transporte de la grasa y su posterior combustión. También encontramos en este tipo de formulaciones ingredientes como el ginkgo que mejora la circulación dilatando las paredes de los vasos sanguíneos. 

Es importante recordar que el consumo de este tipo de nutricosmética debe de ir acompañada de una correcta alimentación y ejercicio físico.

¿Cómo puedo elegir el producto más adecuado para mi paciente?

Lo primero de todo es conocer las necesidades de nuestro paciente, y eso lo vamos a conseguir gracias a la atención farmacéutica. Es muy importante realizar las preguntas adecuadas para saber realmente cuál va a ser el producto que nuestro paciente necesita. 

Tener en cuenta que su preocupación principal debe de ser la nuestra, es fundamental, ya que lo primero de todo debe de ser tratar la preocupación de nuestro paciente.

Una vez conocemos la necesidad y preocupación de nuestro paciente, llegaríamos al paso de la recomendación farmacéutica

En este paso como profesionales sanitarios debemos estar al día y en continua formación para conocer las últimas actualizaciones en nutricosmética y así poder realizar la mejor recomendación siempre basada en la evidencia científica. 

Es importante tener en cuenta que estar rodeados de laboratorios que realicen ensayos de eficacia del producto final y que apoyan al profesional farmacéutico con formaciones continuas es fundamental y siempre va a resultar de ayuda.