Cómo reducir la huella de carbono en los envíos farmaceúticos

Cómo reducir la huella de carbono en los envíos farmaceúticos

Cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, una efeméride que persigue concienciar a la sociedad de la importancia de cuidar nuestro planeta y que pone en valor la relevancia de cumplir con los objetivos del acuerdo de París.

Algunos de ellos son la reducción a la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 y el mantenimiento del calentamiento global por debajo de 1,5ºC, para aumentar la resiliencia climática.

En este sentido, la tecnología se ha convertido en un aliado imprescindible para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, al considerarse un eje esencial para ganar agilidad y eficiencia, algo básico para proteger el medio ambiente.

Entrega a domicilio de compras de parafarmacia online

Esta actividad supone una enorme fuente de gases de efecto invernadero, en especial en relación al llamado recorrido de última milla.

Por este motivo, en LUDA Partners nos unimos a la consecución de la reducción de las emisiones de efecto invernadero, reduciendo la huella de carbono de los envíos de parafarmacia, ya que, gracias a nuestra solución tecnológica, la venta se asigna a la farmacia más cercana con disponibilidad del pedido, evitando al mensajero ir de farmacia en farmacia buscando los productos solicitados por el paciente, lo que conlleva a la optimización de la ruta.

Así, apostamos por que el comercio de proximidad no desaparezca, potenciando el modelo mediterráneo de farmacias que existe a nivel nacional. La reducción de emisiones de carbono solo es un punto de los muchos que este modelo ofrece no solo a los pacientes, sino también a la sociedad.

Venta de parafarmacia online: mayor personalización e inmediatez

Gracias a LUDA, el cliente puede recibir su pedido de parafarmacia en menos de dos horas y satisfacer esa necesidad de rapidez, que, gracias a las nuevas tecnologías y desarrollos logísticos, cada vez es más corta.

Además, esta situación está dando lugar a una deslocalización de los clásicos y grandes almacenes centralizados hacia otros más pequeños distribuidos por distintos puntos de las ciudades.

El hecho de que trabajemos con farmacias tan bien distribuidas gracias a su capilaridad, no solo permite a los mensajeros el uso de bicicletas y la optimización de rutas, sino que promueve que sea el propio paciente el que vaya a recoger su pedido si este así lo desea, impulsando la reducción de gases invernadero y disminuyendo el recorrido de última milla en menos de 2 kilómetros, especialmente, cuando los mensajeros pueden usar bicicletas y vehículos eléctricos.

Según Accenture en su informe “La Última Milla Sostenible: más rápida, más verde, más barata” se calcula que, usando este tipo de mejoras de micro fulfillment en las ciudades, se podrían reducir las emisiones de CO2 entre un 17% y un 26% para 2025.

Mejoras en la sostenibilidad de la última milla

En el envío de última milla, desde que el pedido sale del almacén hasta que llega a su destino, en el sector farmacia, el 8% de los pedidos se rechazan por fallos de inventario o por productos erróneos. Con nuestra tecnología, este porcentaje se ve reducido hasta el 1,5% y en los próximos meses esperamos llegar prácticamente a cero. Esto se debe a las más de 340.000 referencias de productos de las que disponemos, un número que sobrepasa a los que cualquier marketplace puede ofrecer hoy en día.

“La salud, además de las farmacias, es el epicentro de LUDA Partners y desde el inicio, tuvimos claro que debía ser una solución sostenible y responsable con el medio ambiente. Además, queremos que nuestra herramienta ayude a mejorar la salud de las personas y del entorno, fomentando la reducción de gases invernadero, luchando contra el cambio climático y mejorando la calidad del aire de las ciudades”, explica Luis Martín Lázaro, cofundador de LUDA Partners.