La menopausia, un ciclo más de la vida de una mujer

La menopausia, un ciclo más de la vida de una mujer

En este artículo exploramos qué es la menopausia y cómo, lejos de ser solo una transición hormonal, representa un hito que demanda una atención integral en términos de salud y bienestar emocional. Además, destacaremos los últimos avances en investigación y tratamientos para la menopausia, así como ciertos consejos farmacéuticos que podrían ayudarte.

¿Qué es la menopausia y por qué se produce?

La menopausia es un proceso natural en la vida de la mujer que marca el final de la capacidad reproductiva. En este período, los ovarios reducen la producción de hormonas femeninas como el estrógeno y la progesterona, desencadenando cambios físicos y emocionales importantes. 

  • Los estrógenos, como el estradiol, son responsables del desarrollo y funcionamiento de los órganos reproductivos femeninos, además de regular el ciclo menstrual. También tienen un papel en la salud ósea y cardiovascular, la piel, el cabello y la distribución de la grasa corporal.
  • La progesterona es crucial para mantener el revestimiento del útero adecuado para el embarazo. Al igual que los estrógenos también ayuda a regular el ciclo menstrual.

Ambas hormonas trabajan en conjunto para regular el ciclo menstrual y son fundamentales en el equilibrio hormonal y reproductivo de la mujer.

¿Cuánto tiempo dura y a qué edad es la menopausia? 

La menopausia en sí misma no es un evento puntual, sino un proceso que puede extenderse durante varios años. 

En cuanto a la edad, generalmente la menopausia ocurre entre los 45 y 55 años, pero puede variar considerablemente de una mujer a otra. La edad promedio en la que las mujeres experimentan la menopausia es alrededor de los 51 años. Sin embargo, factores genéticos, de salud y estilo de vida pueden influir en la edad en la que una mujer entra en la menopausia.

  • Perimenopausia: es la etapa de transición antes de la menopausia definitiva, puede durar alrededor de 4 años en promedio, aunque en algunas mujeres puede ser más corta o más larga. 
  • Menopausia: se considera completa después de 12 meses consecutivos sin menstruación.
  • Postmenopausia: después de la menopausia, los síntomas pueden persistir durante varios años, aunque tienden a disminuir con el tiempo. Algunas mujeres pueden experimentar problemas como sequedad vaginal o sofocos incluso después de haber atravesado la menopausia.

Síntomas de la menopausia 

La menopausia puede manifestarse de diversas maneras y los síntomas pueden variar en intensidad de una mujer a otra. Algunos de los síntomas menopáusicos físicos y emocionales comunes son:

  • Sofocos y sudores nocturnos: suelen ser repentinos, causando sensaciones de calor intenso, enrojecimiento de la piel y sudoración excesiva, especialmente por la noche.
  • Cambios en el ciclo menstrual: puede haber irregularidades en el ciclo menstrual, desde periodos más cortos o largos hasta ausencia total de menstruación.
  • Trastornos del sueño: dificultad para conciliar el sueño o mantenerlo, acompañado a veces de sudores nocturnos que interrumpen el descanso.
  • Cambios en el estado de ánimo: la menopausia puede producir variaciones emocionales, irritabilidad, ansiedad o síntomas depresivos.
  • Cambios en la piel y cabello: la sequedad de la piel, pérdida de elasticidad, así como cambios en la textura del cabello.
  • Síntomas genitourinarios: sequedad vaginal, molestias durante las relaciones sexuales y mayor riesgo de infecciones urinarias.
  • Problemas cognitivos: algunas mujeres experimentan dificultades de concentración o memoria.

En este punto, hay que tener en cuenta que no todas las mujeres experimentan todos los síntomas, pero es recomendable hablar con un profesional, como es el farmacéutico, si estos afectan significativamente la calidad de vida para buscar opciones de tratamiento. 

Tratamiento para la menopausia

La menopausia no es una enfermedad para la que haya un tratamiento, pero desde la farmacia pueden ayudarte a manejar los síntomas físicos y emocionales (tratamiento sintomático o terapia de apoyo) que son consecuencia de la menopausia:

  • Terapia de reemplazo hormonal (TRH): puede ayudar a aliviar síntomas como sofocos, sequedad vaginal y cambios de humor al reemplazar las hormonas que el cuerpo deja de producir. Sin embargo, la TRH tiene riesgos asociados (aumento de riesgo de cáncer de mama, de litiasis biliar, enfermedad trombo-embólica o aumento de peso y retención hídrica), por lo que se debe discutir con el médico los beneficios y riesgos individuales.
  • Suplementos de calcio y vitamina D: durante la menopausia, hay un mayor riesgo de pérdida ósea, por lo que el calcio y la vitamina D son importantes para mantener la salud ósea. Los suplementos pueden ser recomendados según las necesidades individuales.
  • Tratamientos locales para la sequedad vaginal: los geles o cremas con estrógeno pueden ayudar a aliviar la sequedad vaginal y las molestias durante las relaciones sexuales.
  • Antidepresivos o ansiolíticos: en casos de síntomas emocionales como ansiedad o depresión, el médico podría recetar medicamentos para ayudar a controlar estos síntomas.
  • Medicamentos para dormir: para tratar los trastornos del sueño, pueden recetarse medicamentos específicos, aunque, normalmente, antes de recurrir a medicamentos los profesionales recomiendan cambios en el estilo de vida y terapias alternativas.
  • Fitoterapia y suplementos: algunas hierbas como el cohosh negro o la soja, así como suplementos como el aceite de onagra, se han utilizado para aliviar los síntomas de la menopausia. Sin embargo, es importante hablar con un profesional de la salud, como es el farmacéutico, antes de comenzar a tomar cualquier suplemento, ya que pueden tener efectos secundarios o interactuar con otros medicamentos.

Estos consejos pueden ser útiles, pero se insiste en que es crucial hablar con un médico o farmacéutico antes de iniciar cualquier tratamiento y seguir las indicaciones pautadas, ya que cada mujer experimenta la menopausia de manera diferente y lo que funciona para una puede no ser adecuado para otra.

¿Qué es la menopausia precoz?

La menopausia precoz, también conocida como insuficiencia ovárica prematura, ocurre cuando una mujer experimenta la menopausia antes de los 40 años. Esto puede ser emocional y físicamente desafiante, ya que las mujeres pueden no estar preparadas para enfrentar los cambios asociados con la menopausia en una etapa tan temprana de sus vidas.

¿Por qué se produce la menopausia precoz?

Las causas de la premenopausia pueden ser diversas y a menudo no son identificables. Sin embargo, algunas razones pueden incluir factores genéticos, trastornos autoinmunes, cirugías ginecológicas, tratamientos médicos como la quimioterapia o la radioterapia, y enfermedades como la endometriosis o el síndrome de Turner.

Estudios actuales sobre la menopausia

La investigación en torno a la menopausia está en constante evolución. Los estudios actuales exploran no solo los síntomas físicos y tratamientos para aliviarlos, sino también los efectos a largo plazo de la menopausia en la salud de las mujeres. 

Se está investigando activamente el impacto de la menopausia en la salud cardiovascular, cognitiva y ósea. Además, se están explorando terapias alternativas, cambios en el estilo de vida y opciones personalizadas para brindar un mejor manejo de los síntomas y promover la salud durante y después de la menopausia.

En definitiva, la menopausia es una fase natural en la vida de la mujer que puede ser acompañada por desafíos, pero también ofrece una mayor comprensión y cuidado de la salud femenina. Es fundamental que las mujeres se informen, busquen el apoyo adecuado y mantengan un diálogo abierto con los profesionales de la salud para atravesar esta etapa más en la vida de una mujer de la mejor manera posible.